Posts from the ‘la música no se toca’ Category

Down

(Lena)
what sensation so strange
that that I felt
when listening your heart
that falsehood the one that deceives
to all in that old living room

for that reason me no longer you
what I will make without your love
if I cannot escape from this flame that sets on fire my body

me… no longer intent to discover what it will happen
if I prefer to die that to tolerate what I sit down
all that I take the I take inside

(Sanz)
What sensation so strange
it arrived without warning
and it penned my heart
what do you hide inside your soul?
that he/she makes me hallucinate
and until losing the reason

for that reason me… I no longer know what I will make without your love
if I cannot escape from this flame that sets on fire my body
me no longer intent to discover what it will happen
because I prefer to die that to tolerate what I sit down
all that I take it inside

Choir x 2:
(sanz) and I scream to voices that I love you
That they condemn me to 100 years
that they banish me, if I kiss you
that it punishes me God if I sin (Firewood: oh! if I sin)
and I scream to voices that I love you!
(but strong)
That they condemn me to 100 years
that they banish me, if I kiss you
that it punishes me God if I sin (Firewood: oh! if I sin)
and I scream to voices that I love you!

alone…

(Lena )
What it anguishes I sit down in the soul
because I have to listen
when truly …quiero to scream
how mysterious the calm
he/she hides in the threshold
of my anxiety

(Sanz & Lena )
for that reason me no longer you what I will make (Sanz: I no longer know that voi to make)
without your love (Sanz: without your love)
if I cannot escape from this flame that sets on fire my body (Sanz: my cuerpooo)
me no longer intent to discover what it will happen
if I prefer to die that to tolerate what I sit down
all that I take the I take inside

Choir x 3:
That they condemn me to 100 years
that they banish me if I kiss you
that it punishes me God if I sin
and I scream to voices that I love you!.

That they condemn me to 100 years
that they banish me if I kiss you
that it punishes me (Lena : Oh that punishes me! )God if I sin
and I scream to voices that I love you

Para decirte adiós

No sé parar al viento de mis hélices,
los huracanes de mis vértices.
No hacemos más que transitar.

Mejor será
que empiece yo
y me acerque más,
al punto casi de rozar
la risa de la oscuridad.

Pero ríndete,
como se rindió el sillón,
como se entregó el rubor
del mejor atardecer.

Ríndete,
que no te queda más remedio
que entregarte amor,
ríndete,
que en tu alegría yo me hago fuerte,
ríndete… entrégame tus armas
sin condición,
que no hago prisioneros
en mi corazón.
Dios mío, dime qué es
lo que yo puedo hacer
para decirle adiós.

Me sumerjo

Nuestro sin pedir permiso a nadie.
Nuestra la competa y nuestro el aire.
Vuela siempre hacia el sol amor,
vuela y nunca te sientas culpable.
La vida bulle en el erial del puerto.
Ya no le regales este viaje,
guardame un sitito en este viaje.
Pero a tu lado corazón.
Esta noche estás radiante amor,
esta noches para que la subrayen…
los que crearon las noches del tiempo.

Galaxias que se fundieron en tu pelo
cambiando el nombre a todo en el universo.
Estrellas que suplican que te enamore,
océanos de besos y me sumerjo.
Quiero vivir de nuevo lo irrepetible.
Hacer camino solo por darte un beso.
Quiero vaciar instantes con nuestras manos.
Quiero llenar vacíos que se murieron.
Galaxias que se fundieron en tu pelo.

Y dame una caricia que me salve.
Ese gesto tuyo que es adorable.
La vida es un regalo, ábrelo,
Deja que la luna nos empape.
Quiero sentir cada segundo entero.
Mira arriba, la belleza es incontable.
Ante tal grandeza te haces grande.
Esta noche estas mas que radiante, amor
Esta noche no te encuentro en mi canción.
Los que crearon las noches del tiempo
No se han llevado las noches de amor.

Galaxias que se fundieron en tu pelo
cambiando el nombre a todo en el universo.
Estrellas que suplican que te enamore,
océanos de besos y me sumerjo.
Quiero vivir de nuevo lo irrepetible.
Hacer camino solo por darte un beso.
Quiero vaciar instantes con nuestras manos.
Quiero llenar vacíos que se murieron.
Galaxias que se fundieron en tu pelo.

Galaxias que se fundieron en tu pelo
cambiando el nombre a todo en el universo.
Estrellas que suplican que te enamore,
océanos de besos y me sumerjo.
Quiero vivir de nuevo lo irrepetible.
Hacer camino solo por darte un beso.
Quiero vaciar instantes con nuestras manos.

Bailo con vos

El baile y yo
somos incompatibles.
Tengo terror
al tiempo que se divide.
Yo soy de cartón
tu eres el son.
Tú tienes ritmo y arte
y eres flexible.
Me dice tu voz
que nada es imposible,
que es solo amor
donde los otros fijen.
Tu déjalos
mirándonos,
bailamos raro
pero somos libres.

Solo por ti,
si me lo pues
bueno, yo…
lo haría por ti,
por repetir, repetir, repetir.
Solo por ti,
si me besas
soy capaz de todo, amor.
Solo por ti
me hecho pa’lante
y me arrojo con valor
y en un despeine
bailo con vos.

De pronto paso
que no hay nada imposible.
Hombre cartón
bailando como un niño.
Magia por vos,
bailaba yo…
con tu cintura,
yo no sé que hiciste.

Solo por ti,
y por no perderme la ocasión
de estar…
pegado a ti, pegado a ti
y repetir, y repetir
repetir, y repetir.
Solo por ti
en la boca tengo el corazón,
solo por ti.
Y la frescura de tus besos
me los quedo yo,
si es lo que quieres,
bailo con vos.
Si es lo que quieres,
bailo con vos.

Nena

Sabes que de ovillos solo sabes enredarte
y carreras rueda atrás y rueda alante.
Tu actuación siempre es el foco de atención,
me entregas tu alma de cartón.
La poesía está en la calle, sabes.
Y de dilas tus rodillas si que saben
de distancias… que ir al bar es un viaje.
Te has llevado por delante la salud del practicante,
tienes tela para hacerte siete trajes.
Mira tú, la poesía está en la calle.

Viajan subido a tus botas.
Pido rosas y ayer.
La vida todo te lo perdona
pero yo ya no sé si puedo sin querer.
Nena, no cambiaras jamás, maldita sea.
Tú siempre estás metiéndote en jardines,
jugando a ser mayor, retando a las alturas,
redoblando tu tacón.
Nena, tu siempre estás buscándote problemas,
y luego vienes… maldito sea tu arte, pidiéndome perdón
y yo estaré de nuevo aquí para perdonarte.

Mira, caben en la palma de tu mano más desastres
que discurso en la boca del farsante.
Para ti todo es un juego sin guión,
salirte siempre del renglón…
y salga el sol por Alicante.
Y te vas con lo peor de cada clase
a probar, que por probar no pasa nada.
Y probando te perdiste lo mejor,
la vida estaba alrededor
pero tú nunca te enteraste
que te pierdes lo mejor, un disparate.

Y ponte una llave en esa boca,
ponle un freno a tus pies.
Calma tu cabecita loca,
que tan duda…
que tan difícil no es.

Nena, no cambiaras jamás, maldita sea.
Tú siempre estás metiéndote en jardines,
jugando a ser mayor, retando a las alturas,
redoblando tu tacón.
Nena, tu siempre estás buscándote problemas,
y luego vienes… maldito sea tu arte, pidiéndome perdón
y yo estaré de nuevo aquí para perdonarte.

Nena, tu siempre estás buscándote problemas,
y luego vienes… maldito sea tu arte, pidiéndome perdón
y yo estaré de nuevo aquí para perdonarte.

Camino a casa

En mi mente siempre está…

Pruebo aveces a olvidar aquella poesía,
dejo en mi talón lugares con arenas dobles
yo quise creer que mi recuerdo ya no mordería
pero quieren morder… pero quieren morder.

Otros me contaron cosas que yo no sabía,
un bello viaje, nada puedo reprocharles.
He vivido siete vidas pares,
con un lápiz dibuje los hemisferios…
Pero ahora que soy camino,
ya ha llegado el día
de volver donde saben mi nombre…
a casa quiero volver.

Eres lejos, otro mundo,
donde el grito y el susurro
de triunfos y desastres,
te pienso y me sacudo.
Eres tierra de otro mundo
de corazones puros,
de fuego son tus alas.
Yo siempre quiero volver.
Que bello es el camino a casa.
Siempre quiero volver, volver, volver…

Probaras seguir perfumes, risas y alegrías,
que es lo que valía.
Trataré de hallar los ríos que digan mi nombre.
Negaré que tus requintos toquen
melodías de antiguas canciones, puede…
puede que si alguien me llama y tiene puntería
algún día por la puerta de la casa asome…
seguir tu voz, tal vez.

Eres lejos, otro mundo,
donde el grito y el susurro
de triunfos y desastres,
te pienso y me sacudo.
Eres tierra de otro mundo
de corazones puros,
de fuego son tus alas.
Yo siempre quiero volver.
Que bello es el camino a casa.
Siempre quiero volver, volver, volver…

Pruebo aveces a olvidar aquella melodía.
Pruebo aveces a olvidar aquella poesía.
Pruebo aveces a olvidar…
Pruebo aveces a olvidar…

Como decir sin andar diciendo

Cerré, esa puerta cerré,
pero dejé abierta la amistad;
me equivoque.
Colgué el espejo del perdón
y nadie se miro.
Cerré, esa puerta cerré,
yo no quiero salir
fuera el frío ha secado mi jardín.
Fuera el tambor truena sin compasión,
se está muriendo sin tu calor.

El el alma en el en vez,
si sientes, al revés…
Siempre buscando equivocados
pa’ mostrarles su fracaso y nuestra ayer…

Quién nos quita el tiempo a los dos,
quién dice que lo escribió,
que no hay destino; eres tú y soy yo.
Ya no está en las manos de Dios
ni en las señales de amor.
No existe suerte, eres tú.
Tú y yo.

No existe suerte, amor,
quién dice que diga amor.

Cerré, esa puerta cerré,
pero no me escapo a le legión, al parecer.
Cerré, pero no sé si es mejor
estar fuera o dentro, no sé yo.
Pero no me da miedo el amor,
no me da miedo el rumor;
Es una gota en el mar,
en un diluvio es un charco.
Pero no me da miedo el amor,
no me da miedo el rumor;
Es un discurso el titan,
es una cuerda en un barco.

Quién nos quita el tiempo a los dos,
quién dice que lo escribió,
que no hay destino; eres tú y soy yo.
Ya no está en las manos de Dios
ni en las señales de amor.
No existe suerte, somos tú y yo.

Quién nos quita el tiempo a los dos,
quién dice que lo escribió,
que no hay destino; eres tú y soy yo.
Ya no está en las manos de Dios
ni en las señales de amor.
No existe suerte, somos tú y yo…

La suerte no existe, somos tú y yo.
Quién dice que diga pero sin andar diciendo,
quién dice que diga amor,
que tú eres mi suerte y yo soy, yo soy…
Quién dice que diga pero sin andar diciendo.

Se vende

Dejamos tantos sueños al filo del colchón
dejamos melodías junto a la emoción
luchamos tantos duelos tras esa pared
atado llevo el fleco de un suspiro y un adiós.

Ya nadie aquí se llama, no se oye ni una voz
los muebles y el silencio abarrotan el salón
yo oprimo las caricias y los ruegos
y escribo en un cartel que cuelgo en el balcón…

Se vende… un alma nueva sin usar se vende
yo rindo mis ejércitos de plomo
yo quemo mis navíos en tu vientre
amueblado de dolor.
Vende… la nube de tu alma pa’ que invente
yo entrego mis conquistas y mis fuertes
las dudas van al cubo de los verdes
y el alma va cosida a nuestro adiós.

Se mezclan las palabras y el televisor
denuncian los vecinos el silencio atroz
rebotaron los secos por última vez
arranco los reflejos del cristal de Dios.
Se apagaron tus llamas y me quemo yo
no encuentro la salida hacia dentro de tu amor
ya borra nuestros nombres del buzón
y escribe en un cartel que cuelgue del balcón…

Se vende… un alma nueva sin usar se vende
yo rindo mis ejércitos de plomo
yo quemo mis navíos en tu vientre
te entrego mi timón.

Vende… la nube de tu alma pa que invente
los sueños, las promesas, los pendientes
las dudas van al cubo de los verdes
y el alma va cosida al pantalón.
Por qué no barres lo que sobre de tu corazón
por qué no guardas lo que vale más
y me haces una copia de la llave del portal
te dejo un hueco en mi recuerdo por venir
te apunto en una lista que no tiene fin
te aparto los momentos que tú quieras yo
yo estoy para cuidarte el sitio del amor.

Se vende… un alma nueva sin usar se vende
yo rindo mis ejércitos de plomo
yo quemo mis navíos en tu vientre
te entrego al edredón.
Vende… la nube de tu alma pa que invente
los sueños, las promesas, los pendientes
las dudas van al cubo de los verdes
y el alma va cosida a mi dolor.

Camino de rosas

Ven, cuando viene lo que venga, ya es ayer.
Que con los tiempos no se juega,
no inventes… no me siento que me duermo
y pa’ empezar, el ayer…
Pero es que tú, conviertes,
inviertes, te diviertes… esa es tu virtud.
Te ríes de los tiempos y de su magnitud,
y a mí me haces olvidar el ayer.

Soy el comandante de tus pasos elegantes,
el general de tus destinos,
de tu boca el capitán.
Y lo que más me asombra es que no sé de ti
más que apareces y te conviertes en ley.
Pero tu nombre lo olvidé y es lo que hay.
Yo no me atrevo a preguntarte otra vez.

Camino de rosas, para quien lo sabe.
Camino de espinas pa’ el que llega tarde.
Camino despacio, que todo me asombre.
Después de esta cita, me aprendo tu nombre.

Camino de rosas, para quien lo sabe.
Camino de espinas pa’ el que llega tarde.
Camino despacio, que todo me asombre.
Después de esta cita, me aprendo tu nombre.

Soy el comandante de tus pasos elegantes,
el general de tus destinos,
y de tu boca el capitán.
Y lo que más me asombra es que no ves
que cuando tu apareces niña, te convierto en ley.
Pero tu nombre lo olvidé y es lo que hay.
Yo no me atrevo a preguntarte otra vez.

Camino de rosas, para quien lo sabe.
Camino de espinas pa’ el que llega tarde.
Camino despacio, que todo me asombre.
Después de esta cita, me aprendo tu nombre.

Camino de rosas, para quien lo sabe.
Camino de espinas pa’ el que llega tarde.
Camino despacio, que todo me asombre.
Después de esta cita, me aprendo tu nombre.

Después de esta cita, me aprendo tu nombre.
Después de esta cita, me aprendo tu nombre.

Mi marciana

Te juro que es verte la cara
y mi alma se enciende.
Y sacas al sol las pestañas
y el mundo florece.
Dejas caer caminando un pañuelo
y mi mano sin mi lo recoge.
Tienes la risa más fresca
de todas las fuentes.

Eres el timbre del nido de mis gorriones.
Hueles a hierba y me sabes a tinta y borrones.
Eres el rayo de mayo, mis letras, tus cremas
cantando en el coche.
Cuando juntamos las sillas me siento tan torpe.

Tienes verdades, abrazos que abarcan ciudades.
Tienes un beso de arroz y de leche en el valle.
Y dice que vienes de Marte y vas…
a regresar, vamos que te irás.
Pero es que aveces, tan solo aveces
lo que está siendo es lo que parece.
Aveces parece que te hayas marchado ya.

Mi hembra, mi dama valiente se peina
la trenza como las sirenas
y rema en la arena, si quiere.
Ay mi hembra, tus labios de menta
te quedan mejor con los míos
si ruedan… mejor tu sonrisa si muerde.
Ay mi hembra.

Te acuerdas de cuando empezaron los amaneceres.
Siento que la madrugada nos hizo más fuertes
y luego la charla tranquila entre gotas
las migas hicieron su parte.
Luego se juntan las sillas,
las voces se duermen.
Y siento las lagrimas
caen pero no tienen nombre.
Y creo que tú confesión,
te la quito en un baile.
En eso consiste la libertad
en no renunciar a entregarte más.
Tú a mí me gustas tal como eres
si a ti te pasa lo mismo y quieres
nos vamos pa’lante y llegamos hasta el final.

Mi hembra, mi dama valiente se peina
la trenza como las sirenas
y rema en la arena, si quiere.
Ay mi hembra, tus labios de menta
te quedan mejor con los míos
si ruedan… mejor tu sonrisa si muerde.
Ay mi hembra.

Mi hembra…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.