Existe un niño que vive en mí,
luchando por tenerte
y revive momentos
lejanos ya, y me hace pensar
confundiendo realidad,
obligándome a escuchar.

Tu voz diciendo de lejos
como te echo de menos
no puedo más
por qué te alejas.

Lo que te cuesta comprender
que aunque eres parte del ayer
no me vale que hundas mi jersey.

Lo que me cuesta comprender
que aunque eres parte del ayer
me desespero
que también yo lo he sufrido
que en este tiempo sin vernos
como te he echado de menos.

Me besas y me hundo y sé
que nadie en este mundo entendería
que queremos volver.

Perdiendo a cada instante un poco más,
luchando por tenerte hasta el final
sigo escuchando de lejos
como te echo de menos,
que fuerza será
la que aún nos une.

Lo que te cuesta comprender
que aunque eres parte del ayer
no me vale que hundas mi jersey.

Lo que me cuesta comprender
que aunque eres parte del ayer
me desespero
que también yo lo he sufrido
que en este tiempo sin vernos
como te he echado de menos.

Me besas y me hundo y sé
que nadie en este mundo entendería
que queremos volver.