Quisiera ser el dueño del pacto de tu boca.
Quisiera ser el verbo al que no invitas
a la fiesta de tu voz.

Te has preguntado alguna vez,
di la verdad, si siente el viento
debajo de tu ropa,
cuando te bañas en el mar desnuda
quien te acaricia el cuerpo…
en la fiesta de tu piel.
Se sentirán la sal, las olas,
Sentirá la arena, me da pena.

Quisiera ser el aire que escapa de tu risa.
Quisiera ser la sal para escocerte en tus heridas.
Quisiera ser la sangre que envuelves con tu vida.
Quisiera ser el sueño que jamás compartirías.
El jardín de tu alegría de la fiesta de tu piel.
Son de esos besos que ni frío ni calor
pero si son de tu boca…
Quisiera ser el dueño del pacto de tu boca.
Quisiera ser el verbo al que no invitas
a la fiesta de tu voz

Quisiera ser el dueño del pacto de tu boca.
Quisiera ser el verbo al que no invitas
a la fiesta de tu voz.
Te has preguntado alguna vez,
di la verdad, si siente el viento
debajo de tu ropa
cuando te bañas en el mar desnuda
quien te acaricia el cuerpo…
en la fiesta de tu piel.
Se sentirán la sal, las olas,
Sentirá la arena, me da pena.

Quisiera ser el aire que escapa de tu risa.
Quisiera ser la sal para escocerte en tus heridas.
Quisiera ser la sangre que envuelves con tu vida.
Quisiera ser el sueño que jamás compartirías.
El jardín de tu alegría de la fiesta de tu piel.
Son de esos besos que ni frío ni calor
pero si son de tu boca
también los quiero yo.

Quisiera ser sincero, apuesto a que te pierdo.
En esta frase sólo pido tu perdón.
¿Por qué no escribo algo mejor? Ay, yo no sé.

Me has preguntado alguna vez, por preguntar,
que es lo que quiero.
Por qué motivo he dibujado el aire que jugaba a ser silencio.
Si en realidad te entiendo o sólo nos queremos.
Y si a la noche como a mi me duele
tanto desear de lejos.
Se sentirán la sal, las olas, sentirá la arena, me da pena.

Quisiera ser el aire que escapa de tu risa.
Quisiera ser la sal para escocerte en tus heridas.
Quisiera ser la sangre que envuelves con tu vida.
Quisiera ser el sueño que jamás compartirías.
El jardín de tu alegría de la fiesta de tu piel.
Son de esos besos que ni frío ni calor,
pero si son de tu boca
También los quiero yo.

Quisiera ser el aire que escapa de tu risa.
Quisiera ser la sal para escocerte en tus heridas.
Quisiera ser la sangre que envuelves con tu vida.
Quisiera ser el sueño que jamás compartirías.
El jardín de tu alegría de la fiesta de tu piel.

Quisiera ser el aire que escapa de tu risa.
Quisiera ser la sal para escocerte en tus heridas.
Quisiera ser la sangre que envuelves con tu vida.
Si quieres ser el aire
yo te invito niña a mi camisa, mi camisa
de tu alegría y la fiesta de tu piel.
No, no, no…

Quisiera ser el aire que escapa de tu risa.
Quisiera ser la sal para escocerte en tus heridas.
Quisiera ser la sangre que envuelves con tu vida.
Quisiera ser el sueño que jamás compartirías.
El jardín de tu alegría de la fiesta de tu piel.