Cái, por la madrugá,
cómo me huele a sal, mi cái…
cái, que se despierta por la mañana,
me llena el cielo de gaditanas , cai.

Cái, por la madrugá,
cómo me huele a sal, mi cái…
cái, que se despierta por la mañana,
me llena el cielo de gaditanas.
Las niñas bailan envueltas en lunas,
con sus vestidos bordaos de espuma.
Ay, cái.

Cuándo podré regresá a encerrarme
contigo en un patio,
dejar que el viento entre las macetas.
Silbé por tangos,
por fin veré a mi gente ,
por fin me veré.
Cái del mentidero.
Muero por él, yo quiero volver.

Cái, por la madrugá,
cómo me huele a sal, mi cái
y pa nosotros dos
tengo a mi cái, con perdón.
Ay, de los que se preguntan
qué es lo que tiene ese rincón,
Niña.

Cái se bebe el sol,
cái es la brisa marinera
y que remienda tu corazón
con la sonrisa más morena.

Cái, cuando tú no estás
de qué me vale amar el mar, mi cái…
cái, cuando anochece
que tú te duermes, que yo te miro
y a ti te pierde, ay cái

Cuándo podré regresá a encerrarme
contigo en un patio,
dejar que el viento entre las macetas.
Silbé por tangos,
por fin veré a mi gente,
por fin me veré.
Cái del mentidero
muero por él, yo quiero volver.

Ay, cái, por la madrugá
cómo me huele a sal, mi cái
y pa nosotros dos.
Tengo a mi cái, con perdón.
Ay, de los que se preguntan
qué es lo que tiene ese rincón,
niña.

Cái se bebe el sol,
cái es la brisa marinera
y que remienda tu corazón
con la sonrisa más morena.

Cái se bebe el sol,
cái es la brisa marinera
y que remienda tu corazón
con la sonrisa más morena
niña.

Cái se bebe el sol,
cái es la brisa marinera
y que remienda tu corazón
con la sonrisa más morena,
niña.

Cái se bebe el sol,
cái es la brisa marinera
y que remienda tu corazón
con la sonrisa más morena