Nos presentó tu amiga
la que dice que adivina futuros por venir
no se que más decir… te.

Sentado del pasillo en una orilla
¿te acuerdas ya de mí?

Regálame la silla, cansada de la esquina
donde te esperé, donde siempre te esperaba, amor.

Yo puedo regalarte alguna risa
y hacer una canción.

…y un pañuelo de lunares
te regalo tiempo pa que te lo pongas
y una promesa, niña: si te encuentro un dia
te pienso dar de una
todos aquellos besos qeu te merecías.

Por el puente de la esperanza
buscaba un rinconcito para la risa
pensando que ha valido la pena amarte
pasamos momentos tan flamenquitos
y vimos rinconcitos pa enamorarse.

La calle del pensamiento
me lleva a aquella orilla, no se si te acuerdas.

Regálame la silla que tiene arte
yo paso por tu puerta casi to los dias
yo paso y tu decides cuando asomarte
cuando asomarte.

Y hasta volvieron de las rimas
imágenes jugando, colgas de no se qué
seguro que era Abril.

Volvieron todas, todas menos una
que se olvidó de mí.

Que el pañuelo es pa llorarte
y no tiene remedio para el que componga.

Si alguna vez te encuentro por mi cobardía
te pienso dar de una
todos aquellos besos que te merecías.

Por el puente de la esperanza
buscaba un rinconcito para la risa
pensando que ha valido la pena amarte
pasamos momentos tan flamenquitos
y vimos rinconcitos pa enamorarse.

La calle del pensamiento
me lleva a aquella orilla, no se si te acuerdas.

Regálame la silla que tiene arte…
yo paso por tu puerta casi to los días…
yo paso y tu decides cuando asomarte…