Se vende

Dejamos tantos sueños al filo del colchón
dejamos melodías junto a la emoción
luchamos tantos duelos tras esa pared
atado llevo el fleco de un suspiro y un adiós.

Ya nadie aquí se llama, no se oye ni una voz
los muebles y el silencio abarrotan el salón
yo oprimo las caricias y los ruegos
y escribo en un cartel que cuelgo en el balcón…

Se vende… un alma nueva sin usar se vende
yo rindo mis ejércitos de plomo
yo quemo mis navíos en tu vientre
amueblado de dolor.
Vende… la nube de tu alma pa’ que invente
yo entrego mis conquistas y mis fuertes
las dudas van al cubo de los verdes
y el alma va cosida a nuestro adiós.

Se mezclan las palabras y el televisor
denuncian los vecinos el silencio atroz
rebotaron los secos por última vez
arranco los reflejos del cristal de Dios.
Se apagaron tus llamas y me quemo yo
no encuentro la salida hacia dentro de tu amor
ya borra nuestros nombres del buzón
y escribe en un cartel que cuelgue del balcón…

Se vende… un alma nueva sin usar se vende
yo rindo mis ejércitos de plomo
yo quemo mis navíos en tu vientre
te entrego mi timón.

Vende… la nube de tu alma pa que invente
los sueños, las promesas, los pendientes
las dudas van al cubo de los verdes
y el alma va cosida al pantalón.
Por qué no barres lo que sobre de tu corazón
por qué no guardas lo que vale más
y me haces una copia de la llave del portal
te dejo un hueco en mi recuerdo por venir
te apunto en una lista que no tiene fin
te aparto los momentos que tú quieras yo
yo estoy para cuidarte el sitio del amor.

Se vende… un alma nueva sin usar se vende
yo rindo mis ejércitos de plomo
yo quemo mis navíos en tu vientre
te entrego al edredón.
Vende… la nube de tu alma pa que invente
los sueños, las promesas, los pendientes
las dudas van al cubo de los verdes
y el alma va cosida a mi dolor.

Anuncios

Camino de rosas

Ven, cuando viene lo que venga, ya es ayer.
Que con los tiempos no se juega,
no inventes… no me siento que me duermo
y pa’ empezar, el ayer…
Pero es que tú, conviertes,
inviertes, te diviertes… esa es tu virtud.
Te ríes de los tiempos y de su magnitud,
y a mí me haces olvidar el ayer.

Soy el comandante de tus pasos elegantes,
el general de tus destinos,
de tu boca el capitán.
Y lo que más me asombra es que no sé de ti
más que apareces y te conviertes en ley.
Pero tu nombre lo olvidé y es lo que hay.
Yo no me atrevo a preguntarte otra vez.

Camino de rosas, para quien lo sabe.
Camino de espinas pa’ el que llega tarde.
Camino despacio, que todo me asombre.
Después de esta cita, me aprendo tu nombre.

Camino de rosas, para quien lo sabe.
Camino de espinas pa’ el que llega tarde.
Camino despacio, que todo me asombre.
Después de esta cita, me aprendo tu nombre.

Soy el comandante de tus pasos elegantes,
el general de tus destinos,
y de tu boca el capitán.
Y lo que más me asombra es que no ves
que cuando tu apareces niña, te convierto en ley.
Pero tu nombre lo olvidé y es lo que hay.
Yo no me atrevo a preguntarte otra vez.

Camino de rosas, para quien lo sabe.
Camino de espinas pa’ el que llega tarde.
Camino despacio, que todo me asombre.
Después de esta cita, me aprendo tu nombre.

Camino de rosas, para quien lo sabe.
Camino de espinas pa’ el que llega tarde.
Camino despacio, que todo me asombre.
Después de esta cita, me aprendo tu nombre.

Después de esta cita, me aprendo tu nombre.
Después de esta cita, me aprendo tu nombre.

Mi marciana

Te juro que es verte la cara
y mi alma se enciende.
Y sacas al sol las pestañas
y el mundo florece.
Dejas caer caminando un pañuelo
y mi mano sin mi lo recoge.
Tienes la risa más fresca
de todas las fuentes.

Eres el timbre del nido de mis gorriones.
Hueles a hierba y me sabes a tinta y borrones.
Eres el rayo de mayo, mis letras, tus cremas
cantando en el coche.
Cuando juntamos las sillas me siento tan torpe.

Tienes verdades, abrazos que abarcan ciudades.
Tienes un beso de arroz y de leche en el valle.
Y dice que vienes de Marte y vas…
a regresar, vamos que te irás.
Pero es que aveces, tan solo aveces
lo que está siendo es lo que parece.
Aveces parece que te hayas marchado ya.

Mi hembra, mi dama valiente se peina
la trenza como las sirenas
y rema en la arena, si quiere.
Ay mi hembra, tus labios de menta
te quedan mejor con los míos
si ruedan… mejor tu sonrisa si muerde.
Ay mi hembra.

Te acuerdas de cuando empezaron los amaneceres.
Siento que la madrugada nos hizo más fuertes
y luego la charla tranquila entre gotas
las migas hicieron su parte.
Luego se juntan las sillas,
las voces se duermen.
Y siento las lagrimas
caen pero no tienen nombre.
Y creo que tú confesión,
te la quito en un baile.
En eso consiste la libertad
en no renunciar a entregarte más.
Tú a mí me gustas tal como eres
si a ti te pasa lo mismo y quieres
nos vamos pa’lante y llegamos hasta el final.

Mi hembra, mi dama valiente se peina
la trenza como las sirenas
y rema en la arena, si quiere.
Ay mi hembra, tus labios de menta
te quedan mejor con los míos
si ruedan… mejor tu sonrisa si muerde.
Ay mi hembra.

Mi hembra…

Llamando a la mujer acción

Miro mi reloj,
el tiempo corre porque es un cobarde.
Llamando a la mujer acción.
Si tu tampoco tienes perro que te ladre,
yo te aúllo una canción.

Somos más que dos y estamos juntos,
entonces qué, nos vemos a las nueve en punto.
Miras el reloj, faltan diez y piensas, me da tempo.
Ducha y secador, maquillaje, ropa y pensamientos.
Y contestas los emails.

Reloj, es la tercera vez que te consulto.
No quiero retrasarme en el tumulto.
Las nueve en el reloj
y salgo sin atarme los cordones.

Salir no es que importe,
ahora donde te encuentro.
Pasaba la tarde, tarde tarde de Enero.
Contigo en la mente,
las calles viniendo.
Apártate, tarde…
quitando gente de en medio.
Pasaron las nueve, las diez ya se fueron,
las once es tan tarde,
trataran bajo el hielo.
Yo espero que amaine la lluvia del riego.
Espero aunque es tarde y creo…
que viene un aluvión.

Sé que para la mujer
el concepto tiempo es diferente,
no me me…extenderé.
Ya empezó a caer,
que el invierno es eso lo que tiene,
y eso está claro también.
Para no ahogarme en el siropo,
me metí en un bar hombre con hombro
y no estabas tú y yo vi llover con el bar…

Te busco en invierno,
me ponen contento
contigo las tardes de Enero.
Me gustan los grises,
los peces de hielo.
Te espero en el bar,
trae dinero.
Y así se van yendo las aguas,
los tiempos…
Mañana quedamos en la puerta del metro,
mejor en tu casa, mejor no quedamos
y así se paso la tarde… y es Febrero.

No me compares

Ahora que crujen las patas
de la mecedora y hay nieve en el televisor
Ahora que llueve en la sala y se apagan
las velas de un cielo que me iluminó

Ahora que corren los lentos
derramando trova y el mundo, ring, ring, despertó
Ahora que truena un silencio ferozahora nos entra la tos.

Ahora que hallamos el tiempo
podemos mirarnos detrás del rencor
Ahora te enseño de dónde vengo
y las piezas rotas del motor
Ahora que encuentro mi puerto
ahora me encuentro tu duda feroz
Ahora te enseño de dónde vengo
y de qué tengo hecho el corazón.

Vengo del aire
Que te secaba a ti la piel, mi amor
Yo soy la calle,donde te lo encontraste a é
No me compares
bajé a la tierra en un pincel por ti
imperdonable,que yo no me parezco a él…Ni a él, ni a nadie…

Ahora que saltan los gatos
buscando las sobras, maúllas la triste canción
Ahora que tú te has quedao sin palabras
comparas, comparas, con tanta pasión.

Ahora podemos mirarnos
sin miedo al reflejo en el retrovisor
Ahora te enseño de dónde vengo
y las heridas que me dejó el amor
Ahora no quiero aspavientos
Tan sólo una charla tranquila entre nos.
Si quieres te cuento por qué te quiero
y si quieres cuento por qué no.

Vengo del aireque te secaba a ti la piel, mi amor.
Soy de la calle
donde te lo encontraste a él.
No me comparesbaje a la tierra en un pincel por ti,
imperdonable,que yo no me parezco a él…Ni a él, ni a nadie…

Que alguien me seque de tu piel mi amor
que nos desclaven
y que te borren de mi sien
Que no me hables
que alguien me seque de tu piel, mi amorque nos desclaven
yo soy tu alma, tú eres mi aire..

Que nos separen, si es que pueden
que nos separen, que lo intenten
Que nos separen, que lo intenten
yo soy tu alma y tu mi suerte
Que nos separen, si es que pueden
que nos desclaven, que lo intenten
Que nos separen, que lo intenten
yo soy tu alma y tu mi suerte…

Yo te traigo

Veinte años
Nos bebimos de un solo trago
Compartiendo las emociones
Cuantas cosas que aun tomamos

Veinte años
Somos vidas que se tocaron
Casualmente miro pensamos
Tu letra podre acariciar

Caminamos
Sin darle descanso al labio
Y dejamos pasar el tiempo
Y el ruido de la incertidumbre
Cuando algo nuevo va a sonar
Es que nuestro amor es a prueba de balas
Y se crece con las batallas

Yo te traigo
Los recuerdos que tú y yo creamos
Emociones
Que tengo fuego en mí por ti
Lo que aprendí, lo que soñé
Las veinte vueltas
Que le dimos a este sol

Yo te traigo
No se olvidan que nos contamos
En que el tiempo me haya borrado
De mis versos un millón
Ya no hay nada que me quite ese sabor

Veinte años, Veinte años, Veinte años,
Veinte años junto a ti

Veinte años en la música yo te traigo
Soy el marco tú eres el cuadro
Y no pinta más que tu voz
Sin dudarlo
Pa’ que vale tanto escenario
Tantos ojos si no miramos
Tantas manos, tanta canción
Y es lo que te traigo
El regalo de aniversario
El principio lo que juramos
Mi canción y mi voz
Tan ronca como el nuestro amor
Nuestro amor que es a prueba de balas
Que hace tanto que me dispara

Yo te traigo
De regalo de aniversario
Esas cosas que nunca dije
Que te debo corazón con lo que es
Por ti por quien resistes mi pasión
Yo te traigo
Junto amantes vestidos caros
Nada más que esta simple melodía
Y a esta voz
Y una caricia pa’ tus besos
Que aun me llena de emoción
Veinte años, Veinte años, Veinte años,
Veinte años
Yo te traigo, Yo te traigo
Yo te traigo.

La música no se toca

Pasaréis, pasaran los tiempos,
se irán los momentos… ya lo veréis.
Pasaran los imperios, las guerras,
los besos y donde miréis…
Quedaran los versos y los porqués.
Recuérdalo… esta canción.
La música no se toca.

Veréis, pasaran los empeños
y los misterios de seis en seis.
Y los siglos, los muertos
y los inquietos que alzan la voz.
Pasaremos todos y quedaran
Recuérdelo… una canción.
La música no se toca.

¡Y qué! lo que va en el viento
es lo más seguro, no lo dudéis.
Que se aferra al tiempo
y se queda eterno en el corazón.
Pasaremos todos y quedará
Recuérdelo… una canción.
La música no se toca.

¡Y no hay ley!
Poderosa emoción que ni el tiempo la vence.
¡No hay ley!
Lo que améis en el tiempo siempre quedará.
Quedará cuando no estemos
Quedará cuando no estéis
Quedará la música…
Y siempre la música, la verás.
Larga vida a la música su majestad.
Que dios guardo a la música en su inmensidad.
Y quedara la música
cuando no haya a quien amar.
Quedará la música… como un despertar.
Nos quedará la música, es nuestra verdad.
Quedará la música… El es titular.

Pasaran los inventos
y el ir con los tiempos no lo veréis.
Y al si no me conecto
las bandas más anchas y los que corréis.
Pasaran las marcas y los ‘ibéis’
Recuerda que esta canción
es música y siempre flota.
¡Y que!
Lo que va en el viento
es lo más seguro, no lo dudéis.
Que se aferra al tiempo
y se queda eterno en el corazón.
Pasaremos todos y quedará
Recuerdos y esta canción.
La música no se toca.

¡Y no hay ley!
Poderosa emoción que ni el tiempo la vence.
¡No hay ley!
Lo que améis en el tiempo siempre quedará.
Quedará cuando no estemos
Quedará cuando no estéis
Quedará la música…
Y siempre la música, la verás.
Larga vida a la música su majestad.
Que dios guardo a la música en su inmensidad.
Y quedará la música…
cuando no haya a quien amar.
Quedará la música… como un despertar.
Que viaje a la música…
En la eternidad.
Que quedará la música… El es titular.